¡Se han quedado pasmados mirando el suelo!